Más allá de la fabricación.

Dynamics 365 for Operations manufacturing

Hoy más que nunca el éxito del sector manufacturing se encuentra en la gestión integrada del proceso de fabricación.

La exigencia de la demanda en tiempo, precio y calidad, obliga a las empresas fabricantes a tener un control máximo de la producción, logística y entrega de sus productos al cliente.

La planificación de todos los recursos, mano de obra, materias primas, componentes, ante una demanda flexible requiere de un control máximo con el fin de satisfacer cada pedido, independientemente de que estemos fabricando todo el proceso en una misma fábrica o estemos fabricando en “multi -sitio”.

Los modelos de fabricación más comunes son la fabricación discreta, en la que se utilizan componentes montados con producto final, o por fórmulas en la que se fabrican distintos artículos, subproductos y se trabajan residuos para reconvertirlos en productos. Las fábricas deben contar con un ERP que les ayude a integrar toda la información de la cadena de suministro y, a la vez, que ésta información sea la misma que se refleja en la contabilidad y en los módulos financieros de la empresa.

Las fábricas digitales mejoran claramente la flexibilidad de sus rutas de operaciones, teniendo una visión intuitiva de sus calendarios, recursos, categorías de costes, tipos de rutas, etc…, pudiendo realizar cambios constantes para atender a las desviaciones de la demanda, sin perder en ningún momento el control de la cadena de suministro en su globalidad.

Las exigencias normativas obligan a controlar la trazabilidad de cada unidad producida, desde la entrada de materias primas, la fabricación y la distribución, siendo las fábricas capaces de retroceder hasta el principio de cada orden de producción.

Disponer de un ERP que te permita hacer previsiones fiables en los aprovisionamientos, genera una optimización de costes directos en la compra de componentes y materias primas, así como la planificación de turnos y horarios de trabajo.

Un sistema de información debe ayudar a las empresas fabricantes a integrar y digitalizar toda la cadena de valor de la empresa. Desde cualquier parte de la cadena, se deben poder tomar decisiones y que éstas se reflejen, on line, en el resto de trabajos de la misma.

Las empresas fabricantes tienen cada vez una mayor vocación internacional, ya que la apertura a nuevos mercados supone una de las vías de crecimiento para las empresas de nuestro país. Esta oportunidad debe ir acompañada de una modernización de los sistemas de fabricación para adaptarse a las exigencias del resto de países, tanto en normativa como en características de la demanda.

La industria 4.0 es la respuesta a los retos de las empresas dedicadas a la fabricación, esto las hará mantener la competitividad de sus productos, responder a la demanda y poder crecer en sus respectivos sectores.

Pincha aquí para ver el documental.