Omnicanalidad y movilidad en el retail.

Sector Moda

Si deseas reducir la complejidad de tus herramientas de gestión empresarial de una forma global e integrada, y abordar los nuevos retos propios de la transformación digital, tenemos una solución que mejorará tu control de costes y rentabilidad. 

Las empresas hoy en día necesitan herramientas sencillas e integradas, que sustituyan otras que manejan información de forma aislada y no aportan la visión de conjunto del negocio que se necesita para poder evolucionar y crecer.

En el negocio de la moda, ya sea en la fase de fabricación, distribución o venta, contar con datos parciales de la organización y no los de toda la cadena de valor no son suficientes para sacar el trabajo adelante. Hay que atender la compleja codificación de productos, controlar al completo la trazabilidad y disponer de procesos flexibles.

Si nos fijamos en la fase de venta, según los últimos datos publicados por ANGED (Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, la más representativa del retail en España) en su resumen de indicadores de Enero 2017el peso del comercio electrónico se ha multiplicado por cuatro desde el año 2010, y es por lo tanto un canal en el que sí o sí hay que estar.

Y si bien el sector textil cerró el 2016 con una caída del 2,2%, el impulso del Black Friday y las campañas de descuento han logrado compensar la climatología adversa en los últimos dos meses y en la fecha del análisis se esperaba crecer un 5% en rebajas.

Está claro que para ser competitivos y reaccionar ante clientes cada vez más dispersos y dispares, que acuden a nosotros y nuestras marcas por muy diferentes caminos, hay que contar con sistemas dotados de omnicanalidad, capaces de atender todas las fuentes, recopilar datos y transformarlos en información útil, para la correcta toma de decisiones.

El modelo de la nube es precisamente el que nos permite estar a la última no sólo por la rápida implementación que se consigue frente a otros procesos de adopción de herramientas informáticas tradicionales (lo que se conoce como on-premise), sino porque además nos garantizan la actualización continua de las aplicaciones que utilizamos. Ese modelo de instalación permite que el software se pueda integrar con dispositivos locales, software de terceros u operadores logísticos.

Se añaden otros detalles no menos importantes: la movilidad, dado que podremos acceder a los datos en cualquier momento, desde cualquier dispositivo y lugar, y es capaz de conectar con herramientas de análisis avanzadas, con las que podremos hacer cálculos de previsiones de venta en base a distintos escenarios. La elasticidad que nos aportan las soluciones cloud nos permiten adaptarnos a cualquier situación, y por supuesto, ajustar los costes al máximo.

En un sector cada vez más internacionalizado como es el de la moda, es importante disponer de soluciones que sean multilingüe, multidivisa y con soporte multiubicación para acelerar las transacciones, mejorar la transparenciay facilitar al CFO la presentación de informes financieros consolidados.

Todas estas ventajas y muchas otras más quedan resueltas con la solución IFR para el sector de la moda, que puede implementarse tanto en la nube (sobre el nuevo Dynamics 365 for Operations) como en las instalaciones locales, a través de Dynamics AX para textil y moda, adaptándonos en cada caso a la situación concreta de cada cliente.

Cubre las necesidades tanto del fabricante como del distribuidor, integrando así el punto de venta para una comunicación bidireccional con la central, lo que permite un control de stock en tiempo real y la venta de cada TPV.

Desde IFR, siendo el único Partner en España recomendado por Microsoft para la industria de procesos, ofrecemos a nuestros clientes soluciones completas, desde la infraestructura hasta la solución. Y por supuesto, una especialización sectorial que podremos demostrársela personalmente sin ningún compromiso. 

Si desea conocer la solución IFR para el sector textil, estamos a su entera disposición.