Análisis del sector TIC en España.

La salud del sector TIC en España.

La salud del sector TIC en España.

El mapa de empresas que configuran el sector de las tecnologías de la información en España se ha extendido notablemente, de acuerdo con los datos hechos públicos en el informe anual que elabora el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI).
 

Dicho estudio, que examina la salud del sector y las tendencias, indica que la facturación creció por tercer año consecutivo hasta alcanzar los 105.868 millones de euros, y que aumentó, también, el número de sociedades mercantiles, un 3,3% respecto a 2015, situándose en 33.176 empresas, así como los profesionales ocupados, 471.860, un 4% más que el año anterior, mientras que el volumen de negocio se cifró en 105.868 millones de euros.

El avance más importante se produjo en el ámbito de las TIC, cuyo número de empresas ha experimentado un crecimiento continuado desde 2013, y ya suman más de 23.400, un 4% más que en 2015. La misma tendencia se observa desde el año 2014 en el número de personas empleadas, que en 2016 se situó en 367.906. Respecto a la cifra global de negocio, la tendencia positiva se inicia en 2014, hasta alcanzar, en 2016, los 88.334 millones de euros.

En cuanto a los contenidos (que engloba a aquellas empresas que se dedican a la creación de contenidos digitales en sectores como el audiovisual, los videojuegos, la publicidad y el marketing digital, el comercio electrónico, las aplicaciones móviles o las redes sociales), el crecimiento iniciado en 2015 continuó en 2016, con 9.749 sociedades en activo que dan empleo a 103.954 personas, lo que supone un incremento anual de un 4,9%, y una facturación global de 17.534 millones de euros.

A todo ello, cabe indicar que la salud de hierro del sector TIC contrasta con el herrumbroso conocimiento de la sociedad española en materias digitales. Según el estudio, de la misma ONTSI, Perfil sociodemográfico de los internautas: el 45,3% de los españoles no tienen capacidades digitales básicas, lo que sitúa a España por debajo de la media europea (44%). Según el análisis realizado, sólo el 31,4% de la población puede demostrar un nivel de capacidades digitales superior a las básicas; éstas, las elementales, son compartidas por el 23,3% de la sociedad, mientras que el 28% tiene un nivel bajo y el 17,3% no presenta capacidad digital alguna.

Entre las competencias evaluadas, la correspondiente al software (utilizar procesadores de texto, u hojas de c
álculo, o el uso de lenguajes de programación) es la que mayor porcentaje negativo alcanza, un 41,8%.  Por el contrario, un 68,7% muestra conocimientos por encima de los básicos en cuanto a información (copiar o mover ficheros a la nube, relacionarse con las webs de las administraciones públicas o búsqueda de información), y comunicación  (uso del correo electrónico, participar en redes sociales, hacer videollamadas o disponer de un blog).

El informe es demoledor en el análisis de la denominada brecha digital a partir de un perfil socioeconómico y cultural. A menores recursos y cultura, peores competencias y mayor riesgo de exclusión social. Invertir en educación digital será determinante para corregir dicha tendencia.                    

Acceso al texto

Compartir
Newsletter
Correo electrónico