¿Es posible diferenciarse de la competencia?

¿Es posible diferenciarse de la competencia?

La actividad de una compañía del s. XXI va más allá de proporcionar un producto o servicio de alta calidad y de la correcta atención al cliente. La posibilidad de avanzarse a sus necesidades, la simplificación en la gestión de las tareas que realizan, la interacción que éstos crean con la empresa, las entregas de los productos que compran, o las prestaciones en los servicios que adquieren, debe ser el factor diferencial con respecto a los competidores.

 

¿Pero, es posible diferenciarse?. Tal vez, la atención plena deba situarse en comprender aquello que los clientes quieren, necesitan y prefieren en cada momento.

 

Empatizar

Las organizaciones deben ofrecer una proyección de su negocio global, dado que este nuevo cliente no solo se preocupa de la calidad del producto o servicio que adquiere, sino que, además, se interesan por actividad completa de la empresa, empatizando con la misma o distanciándose si no se produce esta conexión emocional con ella. Compartir los valores de los clientes es una de las mejores formas de fidelizarlos.

Es por ello, que las compañías estén evolucionando su actividad y hayan pasado de fabricar o comercializar productos y ofrecer servicios a proporcionar grandes experiencias a sus clientes para alcanzar una óptima visibilidad y relevancia de su negocio, siendo de especial importancia desarrollarse como “marca” distintiva que sobresalga y sea reconocida por el cliente.

La impresión que el cliente tenga de la actividad global de la empresa es tan importante como el producto o servicio que adquiere.

 

Flexibilizar

Los clientes están acostumbrados a las oportunidades que les brinda la omnicanalidad, facilitándoles hacer negocios en cualquier lugar y momento. Las soluciones de negocio Microsoft Dynamics 365 apoyan esta flexibilidad de diferentes maneras: con aplicaciones para múltiples funcionalidades como la relación con los clientes, el comercio electrónico, el trazabilidad y la gestión del ciclo de vida del producto, éstas y otras maneras de hacer nuevos negocios son las soluciones pueden transformar la experiencia del cliente en un punto de diferenciación.

Las organizaciones enfrentan cambios en el comportamiento y necesidades de sus clientes que les obliga a gestionar toda su actividad con la flexibilidad suficiente para adaptarse a las nuevas formas de hacer negocios. La escalabilidad de las soluciones y servicios que adquieran es fundamental para su diferenciación.

Las soluciones, aplicaciones y servicios que ofrece la plataforma Microsoft Dynamics 365 ayudan a las empresas a gestionar los procesos y a optimizar todas las actividades que realiza, proporcionando la seguridad e interacción, tanto con clientes como con proveedores. De esta forma, las funcionalidades centradas en el cliente o proveedor que proporciona la plataforma de Microsoft pueden ser integradas proporcionando grandes resultados en cuanto a su fiabilidad y potencia.

Gracias a las soluciones y servicios que ofrece la nube de Microsoft Azure y las soluciones y servicios que integra la plataforma Microsoft Dynamics 365, como son Internet de las Cosas, Machine Learning, Power BI, Office 365, etc. van a poder materializar los cambios a los que se ven emplazados.

 

Más información.

 

Compartir
Newsletter
Correo electrónico