La importancia del Human Experience con Data-Driven en 2024.

La importancia del Human Experience con Data-Driven a largo plazo.

Cuando un año termina y otro empieza, hacemos balance y nos preparamos para el arranque del nuevo año. Y este, suele ser algo lento, preparando objetivos, no siempre nuevos, a veces continuistas o simplemente postergados. Todas las Organizaciones analizan los puntos fuertes y débiles, lo que han logrado y lo malogrado, todo ello, para establecer retos a acometer en el nuevo año. 

Algunas tendrán más suerte que otras en sus análisis, al ver con claridad qué camino deben seguir, gracias a que supieron integrar a tiempo un Data-Driven fortalecido por herramientas potentes para conseguirlo que les permiten observar y analizar sus datos y mirar hacia un futuro más eficiente con perspectivas más fiable en sus filas.  

 

Unas perspectivas que ya nadie puede negar que nos llegarán ampliadas con los modelos de Gen AI y el uso de Machine Learning para entrenarlos, depurando a través de la Ciencia de Datos con Data Management todo tipo de datos integrados, flujos, estructuraciones, visualizaciones y análisis.

Y es en este punto de inflexión, donde Microsoft Fabric y Power BI, junto a las herramientas de Azure AI, van a estar muy presentes a lo largo de todo el año 2024 para el impulso de la medición en tiempo real. Una medición que veremos evolucionar, con el uso de la Gen AI, tanto visualmente como operativamente, dado que la tecnología para analizar los datos empresariales irá avanzando rápidamente adaptándose a las necesidades en sostenibilidad tecnológica y facilidad de uso, haciendo que estas herramientas se transformen en unos productos tecnológicos mucho más flexibles, construidos y desarrollados para hacer evolucionar la medición más que para cambiarla. 


Una medición que dependerá de la aplicación del uso ético de la IA en las Organizaciones, por eso, el centro de crecimiento y de evolución empresarial estará en implementar una estrategia basada en Human Experience.

Estas empresas, que supieron ver el potencial de la integración de sus datos con antelación, combinan estructuras funcionales orientadas a proyectos empresariales concretos, basados en la experiencia de los usuarios, para acceder a más conocimientos que se encuentran en el centro mismo de sus propios datos, bajo unas estructuras diseñadas para satisfacer las necesidades específicas de la experiencia humana con la Organización.

Sobre estas capacidades y su potencialidad hemos hablado largo y tendido en nuestras plataformas, algo que, en realidad, da una visión de la prospección transversal que poco tienen que ver con la suerte, antes citada, si no con una visión estratégica empresarial de la Tecnología de datos que empuja hoy a las Organizaciones que supieron ver hacia dónde debían encauzar sus esfuerzos tecnológicos para conseguir éxitos solventes a largo plazo. 


Sobre lo que nos depara el nuevo año en materia de digitalización y transformación de los negocios nos aventuramos a afirmar que en el centro de todo seguirán estando las personas, en aquellas Organizaciones que ya están creando estrategias basadas en Human Experience y Data -Driven; en las que no, empezarán a tratar la integración en la medición de cualquier aspecto relacionado con la Organización en Human Experience con Data-Driven, fijándose en el modelo que han iniciado esas capaces de acertar en su visión empresarial, abriendo rutas hacia un nuevo modelo centrado en el ser y no en el parecer, hacia dónde van y deben conducirse los negocios con las poderosas herramientas con IA que estarán a disposición de las Empresas.

Toda medición en 2024 pasará por activar mejoras e innovaciones en la Gestión del Human Experience con Data-Driven, focalizando estratégicamente las mediciones en 10 ámbitos relacionados con el crecimiento empresarial:

  1. Fiscalidad, rentabilidad y financiación. 
  2. Continuidad, eficiencia y productividad.
  3. Confianza, riesgo y seguridad. 
  4. Exposición, sesgo y amenaza.
  5. Gobernanza, fiabilidad y equidad.
  6. Solidez, transparencia y protección.
  7. Impacto, circularidad y proactividad.
  8. Proceso, autoservicio y satisfacción.
  9. Pragmatismo, criticismo y sistematización.
  10. Democratización, habilidades y talentos.

Vivimos tiempos agitados, desde hace ya demasiados años, así que lo mejor que nos podría ocurrir a la humanidad es que los años venideros sean los que la coloquen en el crecimiento y la prosperidad, bajo la conducción ética de las sociedades más allá de las Organizaciones. Necesitamos más sentido colectivo de la responsabilidad ética, más allá de la proactividad entre equipos y Compañías.


Esas cosas que nos deseamos cada año y que cuesta creer que vayan a llegar, necesitamos que por fin ocurran, en un entorno colaborativo, tranquilo, seguro y amigable para avanzar en las mejoras que las personas en cualquier ámbito impulsan, gracias a sus conocimientos.

Necesitamos confiar en la humanidad para avanzar juntos hacia un modelo autocrítico de mejora y crecimiento, un modelo que evoluciona drásticamente el concepto de Human Experience con el uso de la Inteligencia Artificial.  


Un futuro que, sea incierto o predecible, solo podremos acometer a través de la medición del Human Experience con Data-Driven, en cualquier aspecto importante que llega en 2024 para la Transformación de las Organizaciones, para ver ese futuro brillar.


¡Os deseamos a todos un Año 2024 lleno de Humanidad y Medición!
 

Compartir